Hechos Ecuador

información ética

7.500 millones en planeta, sin plan demográfico

f8c7f39f52736f636fbcdf18255019ca
Día Mundial de la Población (foto: ANSA)
10:01, 11 JUL•ROMA•REDACCIÓN ANSA
(ANSA) - ROMA, 11 JUL - El planeta se encamina a superar los 7.500 millones de personas y es indispensable una planificación familiar adecuada, pero una parte consistente de la población mundial tiene como única contracepción las compresas de vinagre y esponjas de cocina.
    El Día Mundial de la Población, que celebra este 11 de julio el Programa de la ONU para el Desarrollo (PNUD), está dedicado al control de la natalidad, a 50 años de que la planificación fue calificada como un derecho humano.
    En la conferencia de Teherán de 1968, recordó el PNUD, se sancionó que los "padres tienen el derecho humano fundamental a determinar libre y responsablemente el número de sus hijos y los años entre un parto y el otro". Se estima que 214 millones de mujeres en el mundo no tienen acceso a la planificación y 155 millones no usan algún método, mientras que 59 millones son presa de leyendas y mitos sobre la contracepción, que en muchos casos tienen aún influencia también en los países avanzados.
    Algunos de éstos prevén la ingestión o colocación en la vagina de sustancias peligrosas, desde el vinagre al jugo de limón o algunas hierbas, hasta llegar a las esponjas de cocina.
    En otros casos en el lugar del condón se usan otros objetos, como los globos o bolsas de plástico, que además de no prevenir loe embarazos corren el riesgo de provocar daños a los genitales.
    "La planificación familiar no es solo una cuestión de los derechos humanos, es también central para el empoderamiento de las mujeres, reducir la pobreza y alcanzar los objetivos del desarrollo sustentable", dijo Natalia Kanem, directora ejecutiva del programa.
    La planificación sirve también para desacelerar el crecimiento de la población mundial", afirman varios expertos.
    A hoy hemos tocado los 7.500 millones de personas, escribió el matemático Andrew Hwang en The Conversation y los recursos del planeta pueden revelarse insuficientes. La Tierra, por ejemplo, puede garantizar 1,9 hectáreas de terreno per capita, pero en Estados Unidos el consumo por persona es 9,5 hectáreas. Aún peor es la situación del agua, con un estadounidense promedio que consume 4 mil litros por día, de la cual la mitad es para generar electricidad, un tercio para irrigación y un décimo para consumo personal.
    Si toda la población mundial tuviera consumos similares se superarían los 10 mil kilómetros cúbicos de consumo anual, cuando la suma de toda el agua dulce del planeta es de 91 mil kilómetros cúbicos. "Come matemático, creo que reducir la tasa de nacimientos es nuestra mejor perspectiva para aumentar los estándares de vida global", afirmó Hwang, que enseña en el College of the Holy Cross, en Massachussets.(ANSA).