Hechos Ecuador

información ética

¿Es Chile un país corrupto?

xMG_0029_2592x1728-720x480.jpg.pagespeed.ic.cEs6Frheth
Para responder ésta pregunta la Plataforma por la Democracia en la Justicia de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, junto a otras instituciones,  invitó el día 4 de junio al conversatorio con la periodista Alejandra Matus y los expertos internacionales los  abogados  Julio Arbizu y Juan Jimenez.
Para los expertos, – la corrupción no solo es el abuso de poder para beneficio personal sino que su ejercicio afecta los derechos de los ciudadanos, la corrupción no solo agrede al patrimonio público,  no solo es el trato preferente al que se refería Marcelo Odebrecht, que sobornó a toda la elite política de América Latina porque la gigante empresa de Odebrecht financió a todos los partidos políticos,  la corrupción es un problema de gobernanza ¿ está el poder realmente depositado en el pueblo?
Los países deben avanzar,  señalan los abogados,  haciendo el diagnóstico,  dimensionando el fenómeno, separando la gran corrupción de la mediana y  pequeña corrupción,    atendiendo los sectores más sensibles como son obras públicas, salud, energía y militar,  rompiendo el cerco  de la impunidad, apoyando  su investigación y empoderando a la ciudadanía, finalizan diciendo.
Por otra parte la periodista Alejandra Matus, autora del Libro Negro de Justicia Chilena, señala -“en Chile se ha repetido constantemente que no hay corrupción porque se entiende burdamente que la corrupción es el tipo que llega con un maletín con dinero y se lo entrega a un funcionario público, pero  la pregunta de fondo es  ¿qué es la corrupción en un país tan desigual como Chile?
“La corrupción es la práctica sistemática y sostenida y muchas veces legal de esquilmar los derechos democráticos a una sociedad”  y  agrega: “una persona en Pudahuel muere 10 años antes que una persona que vive en Huechuraba, a una distancia de 15 km, la pregunta es ¿las instituciones funcionan, somos un país legal y actuaciones legítimas o hay traspasos de recursos, de derechos? “  Y concluye: “ Es un sistema de corrupción donde no se necesita entregar dinero, yo no necesito comprar a nadie porque los congresistas son míos, yo los financio,  no hay corrupción desde el punto de vista económico legal clásico pero hay una práctica sistemática de entorpecer el sistema democrático”