La belleza de esculpir la madera


ESPECIAL DE CHONE
desconocido
Carlos Alberto Solórzano Zambrano de 34 años de edad, oriundo de Chone y desde muy pequeño se ha dedicado a tallar la madera, convirtiéndola en una obra de arte.
Mientras golpea el punzón sobre la madera, Carlos Alberto comenta “esculpir o tallar es un proceso de desgaste y pulido, con el propósito de darle una forma determinada, que puede ser de un objeto concreto o abstracto”

Carlos Alberto, se ubica en los pasillos debajo del palacio municipal de Chone, allí realiza sus trabajos  a manos libres, “siempre utilizamos la madera, especialmente el moral fino para tallar figuras aborígenes, basándonos en el conocimiento que tenemos de nuestros ancestros” acotó.
El escultor chonense afirma que  con esta actividad se gana la vida, ya que las personas que se detienen a observar su arte le dejan un par de monedas y luego con la artesanía tallada también obtiene beneficios económicos, ya que las vende.

Contó que la madera la  recoge en la finca de sus padres en el sitio Javier del cantón Flavio Alfaro, o cuando camina por las calles recicla los palos que encuentra y si están aptos para su trabajo los utiliza,.
Demandó de las autoridades más apoyo a los artistas que nacen por naturaleza con estas habilidades, “lo que hago es bajo mi responsabilidad porque tengo derecho a vivir y a trabajar, y quienes quieran apoyarme comprando mis obras de arte me encuentran aquí en los bajo del municipio”, dijo.