Hechos Ecuador

información ética

MÁS QUE UN CRIMEN ES UN ERROR

Pasted Graphic 1
Hasta ahora, luego que la persona que funge de Contralor y los nuevos ministros neoliberales han rebuscado en todos lados por más de un año “pruebas del más grande robo de los fondos públicos” y no han podido encontrar NADA (se habla de sesenta mil millones, unos, otros elevan la cifra a más de trescientos mil) robo que por su magnitud hubiera sido fácil su detección (además de lo estúpido que son los funcionarios de Correa que hubieran caído rapidito) han armado un “caso de secuestro” de un “jovencito que le quiso hacer sexo oral a cambio de dinero” (interesante asociación con Mónica Lewinski) y por eso lo persiguió. ¡Qué buena historia! Muy parecida a las que diariamente la prensa rosa entretiene a un “público” al que le encanta el chisme.
Parece que el “jovencito” se negó y huyó a Colombia temeroso de caer presa de sus instintos, porque parece que a él también se le moja la canoa (solo cuando está borracho, y, ya saben, borracho no vale, no señor, dice la música) y por eso el otro estaba como loco en su palacio pensando solo en tener sexo oral con el “jovencito” por lo que le dio a orden a Rommy: -Tráemelo de donde sea ( así dicen que dice Rommy) y entonces gira unos cheques para pagar a los secuestradores, asentando en libros públicos que es para un “secuestro” (así de estúpidos son) y mandaron unos agentes hasta Colombia a cumplir los deseos del “jefe” que, impaciente, seguía la operación minuto a minuto. (Como lo hizo Obama con el público asesinato de estado de Osama Bin Laden)
Aplicando la lógica, encontramos que de lo que en el fondo se le está imputando es de un absurdo: INTENTO DE SECUESTRO DE UN FUGITIVO DE LA JUSTICIA. ¿Acaso no es eso una tontería? ¿Para qué necesitaba secuestrarlo si tenía la orden de un juez para capturarlo, en el supuesto no consentido de lo que se lo acusa? Si alguno quisiera, por los motivos que fueran, forzar a una persona a su presencia ¿Por qué recurriría a medios ilegales si tiene la fuerza de la ley en sus manos? Es el jefe de la fuerza pública. Es más, está obligado a hacer cumplir la ley.
Es evidente entonces la intención persecutoria. Está claro el odio y el afán de venganza. Así mismo se manejó el asunto de Alfaro hasta que la turba dio rienda suelta a las bajas pasiones con las que la envenenaron dejando escrita una afrentosa página en nuestra historia. Son casos casi idénticos: Leónidas plaza, lugarteniente del general también lo traicionó y como ahora, entregó el poder a la oligarquía que al poco tiempo degeneró en una plutocracia que trajo la ruina económica al país, causa directa de la revolución Juliana.
Supongo que esto contentará a quienes tengan un entendimiento superficial de la política que no alcanzarán a comprender el daño que se le hace a toda la sociedad cuando se violentan los debidos procesos, aupados por poderes mezquinos cuyos intereses se han visto especialmente beneficiados por las ilegítimas políticas de Moreno, que actúan exactamente, y peor, de lo que critican a Correa, sin dejar afuera la presión del autoritarismo extranjero, empeñado en mantener el orden neocolonial por mucho tiempo.
Pero, quién sabe del giro imprevisto que suelen tomar los eventos en que se vulnera a la Justicia y de las consecuencias políticas que por eso se generen ¿Quién es adivino? Pero sin duda toda acción tiene su reacción, todo antecedente su consecuente, toda causa tiene su efecto, siendo así probable que ésta sea la gota que resuma el vaso, la causa que desencadene une serie de eventos desafortunados para quienes propician este lawfare del que cabe bien decir lo que comentó monseñor Tayllerand luego que Napoleón condenara a muerte a un duque francés: -“Eso, más que un crimen, es un error, sir.”
Francisco Perrone Coronel
Guayaquil, 4 de julio de 2018