Unos 1.300 niños nacieron en Ecuador entre 1990 y 2014 por reproducción asistida, según Red Latinoamericana

38d0378e9a62bcb509076d66e56e1d45_XL

En Ecuador, entre el 12 y 15% de parejas en edad reproductiva enfrenta dificultades para concebir. Los expertos recomiendan que tras 12 meses de intentos de embarazo sin éxito las parejas deben consultar a un especialista en reproducción.
Quito, 12 may (Andes).- La Sociedad Ecuatoriana de Medicina Reproductiva (Semer) impulsa la campaña “Despertando tu Fertilidad” que tiene como objetivo ofrecer a la ciudadanía información sobre las causas de la infertilidad y los métodos que existen en este país para su tratamiento.
El director de esta institución, el doctor Hugo Behr, dijo en entrevista con Andes que  la infertilidad es un tema muy sensible, complejo y del cual se habla poco en el país, cuando la información es un factor vital y urgente para quienes enfrentan patologías reproductivas.
“Hemos visto que muchas parejas han sido tratadas inadecuadamente y han perdido años  en estos tratamientos, y mucho dinero, cuando son cosas sencillas que no han sido tratadas. Sin desmerecer a los profesionales  que los han atendido porque no tienen por qué saber todas las especialidades. Un ginecólogo o un obstetriz no sabe de fertilidad, pero lastimosamente el público va donde ellos”, dijo.
Explicó que la mayoría de parejas no necesitan tratamientos complejos sino una adecuada guía. En muchos casos son problemas sencillos como sobrepeso o fallas en la ovulación  por lo que llevando una vida más sana se soluciona el problema. O también son problemas que se pueden resolver con una ficha médica adecuada.
“La mayoría de los tratamientos son clínicos y se obtiene fácilmente el embarazo con un buen manejo, otros son quirúrgicos y un porcentaje menor son de reproducción asistida (fertilización in vitro, inseminación artificial, vientres de alquiler, entre otros)”, apuntó a esta agencia.
Los doctores Pablo Valencia y Julio Urresta compartieron perspectivas basadas en su experiencia respecto a la reproducción asistida en Ecuador, donde al menos 1.300 niños han nacido por estas técnicas entre 1990 y 2014 según los últimos registros de la Red Latinoamericana de Reproducción Asistida, institución científica que agremia al 90% de centros en América Latina.
Urresta explicó que la  tasa de infertilidad de las parejas en Ecuador está entre 12 y 15%, similar a otros países de Latinoamérica. En los últimos años esta tasa se ha incrementado porque las personas deciden desarrollarse como profesionales y posponen su maternidad o paternidad pasados los 30 o 35 años, edad en la que empiezan a aparecer enfermedades o patologías que les dificulta ser padres.
En la mujer, por ejemplo, aparecen  miomas, pólipos, o enfermedades de trasmisión sexual que en algunos casos bloquean las trompas. También está el cáncer uterino, la endometriosis (quistes en los ovarios), además que a partir de los 32 años los óvulos empiezan a reducir su capacidad. En el caso de los hombres los espermatozoides se pueden ver afectados por el consumo de drogas o alcohol, también pueden sufrir de cáncer testicular.
En Ecuador, entre el 12 y 15% de parejas en edad reproductiva enfrenta dificultades para concebir. Los expertos recomiendan que tras 12 meses de intentos de embarazo sin éxito las parejas deben consultar a un especialista en reproducción.
Quito, 12 may (Andes).- La Sociedad Ecuatoriana de Medicina Reproductiva (Semer) impulsa la campaña “Despertando tu Fertilidad” que tiene como objetivo ofrecer a la ciudadanía información sobre las causas de la infertilidad y los métodos que existen en este país para su tratamiento.
El director de esta institución, el doctor Hugo Behr, dijo en entrevista con Andes que  la infertilidad es un tema muy sensible, complejo y del cual se habla poco en el país, cuando la información es un factor vital y urgente para quienes enfrentan patologías reproductivas.
“Hemos visto que muchas parejas han sido tratadas inadecuadamente y han perdido años  en estos tratamientos, y mucho dinero, cuando son cosas sencillas que no han sido tratadas. Sin desmerecer a los profesionales  que los han atendido porque no tienen por qué saber todas las especialidades. Un ginecólogo o un obstetriz no sabe de fertilidad, pero lastimosamente el público va donde ellos”, dijo.
Explicó que la mayoría de parejas no necesitan tratamientos complejos sino una adecuada guía. En muchos casos son problemas sencillos como sobrepeso o fallas en la ovulación  por lo que llevando una vida más sana se soluciona el problema. O también son problemas que se pueden resolver con una ficha médica adecuada.
“La mayoría de los tratamientos son clínicos y se obtiene fácilmente el embarazo con un buen manejo, otros son quirúrgicos y un porcentaje menor son de reproducción asistida (fertilización in vitro, inseminación artificial, vientres de alquiler, entre otros)”, apuntó a esta agencia.
Los doctores Pablo Valencia y Julio Urresta compartieron perspectivas basadas en su experiencia respecto a la reproducción asistida en Ecuador, donde al menos 1.300 niños han nacido por estas técnicas entre 1990 y 2014 según los últimos registros de la Red Latinoamericana de Reproducción Asistida, institución científica que agremia al 90% de centros en América Latina.
Urresta explicó que la  tasa de infertilidad de las parejas en Ecuador está entre 12 y 15%, similar a otros países de Latinoamérica. En los últimos años esta tasa se ha incrementado porque las personas deciden desarrollarse como profesionales y posponen su maternidad o paternidad pasados los 30 o 35 años, edad en la que empiezan a aparecer enfermedades o patologías que les dificulta ser padres.
En la mujer, por ejemplo, aparecen  miomas, pólipos, o enfermedades de trasmisión sexual que en algunos casos bloquean las trompas. También está el cáncer uterino, la endometriosis (quistes en los ovarios), además que a partir de los 32 años los óvulos empiezan a reducir su capacidad. En el caso de los hombres los espermatozoides se pueden ver afectados por el consumo de drogas o alcohol, también pueden sufrir de cáncer testicular.

FUENTE : ANDES

Información adicional: http://www.dtf.com.ec