Hechos Ecuador

información ética

Día del Sagrado Corazón de Jesús

desconocido

(ANSA) - CIUDAD DEL VATICANO, 8 JUN - El Papa Francisco celebró hoy junto a la Iglesia la solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús, "la fiesta del amor de Dios", a la que le dedicó la homilía de la misa matinal en la Casa de Santa Marta, informó Vatican News. "El amor de Dios no tiene límites. Su grandeza se manifiesta en la pequeñez y en la ternura. Cristo no nos pide grandes discursos sobre el amor sino hacer pequeños gestos concretos en continuidad con El. Hoy es la fiesta del amor de Dios", dijo el pontífice.
    Y luego aclaró que no somos nosotros los que amamos a Dios, sino que es El que "nos amó primero, El es el primero en amar", agregó.
    Una verdad que los profetas explicaban con el símbolo de la flor del almendro, la primera en florecer en primavera, subrayó el Papa: "Dios es así, siempre el primero. Nos espera primero, nos ama primero, nos ayuda primero".
    Pero no es fácil entender el amor de Dios. El apóstol Pablo habla de "impenetrables riquezas de Cristo", de un misterio escondido.
    "Es un amor que no se puede entender. Un amor de Cristo que supera todo conocimiento. Supera todo. Así de grande es el amor de Dios. Y un poeta decía que era como el mar, sin costas, sin fondo...pero un mar sin límites. Este es el amor que nosotros debemos entender, el amor que nosotros recibimos", agregó.
    "Dios, cómo manifiesta el amor? Con las cosas grandes? No, se empequeñece, con estos gestos de ternura, de bondad. Se hace pequeño. Se acerca. Y con esta cercanía, con este empequeñecimiento, El nos hace entender la grandeza del amor. Lo grande se entiende por medio de lo pequeño", expresó Jorge Mario Bergoglio. Por último, dijo el Papa, Dios envió a su hijo, pero "lo envío en carne" y el Hijo "se humilló a sí mismo hasta la muerte". "Este es el misterio del amor de Dios: la grandeza más grande expresada en la pequeñez más pequeña, así se puede comprender el camino cristiano", concluyó.
    (ANSA).