Otro golpe para Esmeraldas

url

Opinión
Por: Luís Montaño Palma
Culminaba la década de los 60 y el Ecuador salía de un cruento período dictatorial, que había sumido a la república en uno de los países más deprimidos del mundo, su modelo de producción era eminentemente feudal y basaba su economía en los sectores primarios y la exportación. Producto de otro golpe militar llega Guillermo Rodríguez Lara y auto califica su gobierno como revolucionario, encarga la elaboración de un nuevo Plan de desarrollo y se trazan políticas que beneficiarían a otras provincias pequeñas como la nuestra, como polos de desarrollo.
En el tema petrolero llega a Esmeraldas, la Construcción de Refinería, los talleres de flopec, terminal petrolero y gasífero. Empresas que romperían con el modelo feudal de producción y dan trabajo a miles de esmeraldeños, fundamentalmente salidos del colegio Luis Tello, como también a gentes de otras provincias y extranjeros que encontraron su nueva oportunidad de trabajo. Esta ciudad, fue efectivamente un nuevo polo de desarrollo, su índice poblacional, se multiplico y se vieron nacer, nuevos asentamientos poblacionales.
Refinería tiene alrededor 40 años dando trabajo y generando impactos ambientales negativos para la ciudad, y transcurrieron 35 de ellos, sin que los ex presidentes, Roldos, Hurtado, Febres Cordero, Borja, Durán Ballén, Bucarán, Arteaga, Alarcón, Mahuad, Novoa, Gutiérrez, Palacio, hicieran algo por compensar a la ciudad, por dicha contaminación.
En el gobierno de Correa, se observan cinco sucesos importantes: mejoramiento de refinería y terminales, compensación para los barrios del sur (la mejor urbe que tiene Esmeraldas) mejoramiento del agua potable, anillos viales, malecón de las Palmas, y; caso especial, el traslado de las gerencias de Flopec a la ciudad Esmeraldas.
El Decreto Ejecutivo Nº 38, del 01 de julio 2013, en su artículo único dispone: “En el Artículo 1 del Decreto Ejecutivo Nº 1117, sustitúyase la frase “con domicilio en la ciudad de Quito, provincia de Pichincha”, por la siguiente: “con domicilio en la ciudad de Esmeraldas, provincia de Esmeraldas”, por lo que las operaciones de la EP FLOPEC.
Se adecuó el inmueble para las nuevas oficinas en la ciudad de Esmeraldas, y se organizó el traslado del personal en fechas escalonadas entre el 15 y el 27 de Noviembre 2013. El 29 de noviembre 2013, se ubican en la Av. Kennedy Nº 1101 y Simón Plata Torres, Edificio EP FLOPEC, Sector Las Palmas, antiguo Hotel Palm Beach, para posteriormente trasladarse al nuevo edificio construido por ellos.
Según la nómina de trabajadores, alrededor de ciento ochenta personas estaban trabajando en esta empresa; esmeraldeños o no, todos dormían, comían y vacilaban en esta ciudad, causando un impacto directo e indirecto importante en la economía en un buen sector de esmeraldeños.
Hoy está circulando por las redes sociales un decreto firmado por un señor Fernando Larrea, en la que entre otras cosas dice: “por no existir mano de obra calificada en Esmeraldas, nos vemos obligados a regresarnos a Quito”; solo, en un cómplice o pelele como Lenin Moreno puede progresar tamaño ultraje para los esmeraldeños, quitándole fuentes de trabajo a una provincia que según el INEC bordea el 8 % de la PEA en desocupación.
Donde está el gobernador, que dicen los legisladores morenistas y correistas, que dice el alcalde del cantón, declarado morenista; que dice la Prefecta “revolucionaria”, que votó por el sí para dignificar la provincia, que dice la Universidad, que dice la Federación de trabajadores, que decimos los esmeraldeños. Yo Luis Montaño Palma, como sociólogo y Presidente de la FES, elevo mi voz de protesta, si tú no dispones de tiempo. Reenvía este.