Hechos Ecuador

información ética

Es de Valientes!!

Es de Valientes!!
Reflexionar sobre el verdadero significado de la muerte del MAESTRO JESÚS, sea de la Religión o del Credo que decidas profesar, igual la historia nos demuestra bien claro lo que fueron nuestros malos actos, fiel reflejo en la época que murió Jesús. Los que por ENVIDIA y AMBICIÓN a lo Terrenal, INJURIARON y LEVANTARON FALSOS TESTIMONIOS, contra quien vino con el único propósito de marcar el Camino de regresó al CREADOR, donde lo único que cuenta es el SERVICIO AL PRÓJIMO. Jesús vino y nos dejó claro que si queremos llegar a EL, tenemos que renunciar a los placeres del mundo. JESÚS, vino a SALVARNOS, pero no a SOLAPAR NUESTRAS EQUIVOCACIONES, es claro que la SALVACIÓN COMIENZA EL MOMENTO QUE COMENCEMOS A TRABAJAR DONDE MAS NOS SENTIMOS COMODOS POR EL PLACER DEL MUNDO. Cuanto nos cuesta a nosotros renunciar a lo material y aprender a compartir con los pobres y los más vulnerables. CUANDO ALGUIEN SE ATREVE A MOVERNOS DEL CONFORT QUE NOS DA EL MUNDO, VOLVEMOS A DESPERTAR LAS BAJAS PASIONES QUE NOS DA EL MUNDO, PARA REVIVIR UNA Y MIL VECES LA MUERTE DEL MAESTRO JESÚS. Finalmente les diré que VOLVEMOS A CLAVAR A JESÚS, en cada CALUMNIA, EN CADA MENTIRA, EN CADA DESPRECIO A LOS QUE SE ATREVEN A ENFRENTAR LA INJUSTICIA Y PIDEN UN POCO DE EQUIDAD. Desde mi Corazón les envío un rayo de Sabiduría para un despertar de Conciencia a favor de nuestra SALVACIÓN. Nacimos para ser Santos todos los días. Olga Enríquez
👉🏻🙏🏻🇪🇨❤

PAQUETAZO A LA VISTA

PAQUETAZO A LA VISTA

El desacuerdo entre los del gobierno parece que es grande, al punto de que se comenta que con algunos hay serias desavenencias.
El primero que marchó por presentar un plan que de plan no tenía nada, fue Carlos de la Torre. Se dice que Lenin lo mandó con viento fresco y como decía el dictócrata, que le vaya bonito. Parece que era lo mismo de lo mismo, es decir más préstamos, a intereses altos y la consabida subida de aranceles e impuestos.
Por otro lado, Miguel Carvajal, en reunión de Aliancistas lanzó unas declaraciones que puso en alerta a prácticamente todo el país. El IESS al borde de la quiebra, sin dinero, el gobierno de la corrupción borró cerca de 2.500 millones de los balances, ocultando la deuda. La incapacidad rayó en estupidez.
La situación económica es crítica y es reconocida tanto por Carvajal como por el ex Ministro de Economía que abandonó el cargo sosteniendo lo contrario. El techo de endeudamiento ha superado ampliamente el PIB. El plan económico a presentarse debe ser muy bien estructurado o el país se joroba.
Desde diversos foros y así como las Cámaras de la Producción, han alertado que el aumentar impuestos; subir aranceles, incrementar el iva, etc. lo único que se conseguiría es que el país entre en una mayor recesión y consecuentemente desempleo. Al parecer el único consciente es Ministro de Comercio Exterior, Pablo Campana. Una voz que puede ser acallada.
Esperemos que las medidas a dictarse el día lunes 2 de abril no causen un impacto que desestabilice al gobierno Hay que estar conscientes que los corruptos no dejaron la mesa servida, pero tampoco debemos esperar a quedarnos hasta sin la mesa.

10 meses

10 meses
COLUMNISTAS
27 Mar 2018

Felipe Burbano de Lara
A los 10 meses del gobierno de Lenín Moreno, y casi al mes de haber salido sin pena ni gloria del Ministerio de Finanzas, Carlos de la Torre, en una entrevista con diario Expreso, cuenta la verdad al Ecuador: la situación económica es crítica. Lanza varios bombazos: “(vivimos) una situación en la que el tiempo juega en contra”; y las cuentas fiscales están a punto de llegar a “líneas rojas”. Mientras estuvo como ministro se hizo una programación de gastos hasta mediados de año, pero los recursos –admite hoy De la Torre– se están reduciendo más rápidamente de lo imaginado. El panorama se pinta dramático: frente al agotamiento de las fuentes de financiamiento, el país se ve abocado a generar ingresos estables –seguramente nuevos impuestos– y a restringir el uso de divisas –limitar las importaciones–.

Después de haber defendido el enfoque de política económica del anterior gobierno, de mostrarse muy parco a la hora de cuestionar la herencia recibida –a pesar de que Moreno la puso en duda desde el inicio– y de encubrir los niveles de endeudamiento del país, las afirmaciones del exministro pueden tomarse como una muestra de penosa deshonestidad intelectual. Junto al exministro Patricio Rivera nunca fueron transparentes con el país para mostrar la realidad económica y los niveles de endeudamiento alcanzados. Al contrario, encubrieron sistemáticamente ambas realidades. Rivera debiera ser enjuiciado políticamente por haber facilitado la firma de préstamos con cláusulas de confidencialidad, como ha denunciado la Contraloría General del Estado. Por esos convenios, el país todavía no sabe cuánto debe, cómo se contrataron los préstamos ni para qué exactamente sirvieron. El exministro Rivera debe explicarle al Ecuador su conducta irresponsable y demagógica.

La deshonestidad intelectual tiene, en el caso de los dos exfuncionarios, una explicación: la defensa ideológica de una política económica más allá de un principio mínimo de objetividad. Supone encubrir sistemáticamente la realidad para no mostrar la precariedad y fisuras de sus enfoques de política económica. De la Torre reconoce hoy la situación dramática después de haber encubierto la realidad durante meses. La deshonestidad intelectual de economistas autodefinidos como heterodoxos muestra que cayeron prisioneros de sus propios dilemas ideológicos: no están en condiciones de reconocer el fracaso de la política del anterior gobierno por excesos inaceptables en el gasto fiscal, una comprensión limitada de los equilibrios macro, y haber ahogado los mecanismos de mercado que impulsan el crecimiento.

Por ocultar sus errores, por no admitirlos frente a sus adversarios neoliberales, cayeron en deshonestidad intelectual. De la Torre lanza semejante bombazo cuando ya está fuera del gobierno. Rivera, por su parte, fue el ejemplo más triste de arrogancia arropada en ideologismo. Se convirtió en una máquina repetidora –la más radical, obsecuente y descalificadora– de las tonterías de Correa. Estos malos economistas heterodoxos, que proclamaron el fin de la larga noche neoliberal, que anunciaron una agenda posneoliberal sin saber qué mismo era ni cómo volverla viable, condujeron al Ecuador a un escenario doloroso de ajustes. Y ahora, en un falso arranque de sinceramiento, anuncian la debacle. Eso se llama deshonestidad intelectual. (O

Movilizaciones blandas

25.3.2018

PARA DISCUTIR: LA DUDOSA EFICACIA PRÁCTICA DE LAS MOVILIZACIONES DESPOLITIZADAS Y SIN ORGANIZACIÓN.

POR ESO, COMPARTO esta aguda reflexión de Pascual Serrano sobre lo que él denomina "movilizaciones blandas", es decir movilizaciones de aluvión sin organización y sin estrategia y tácticas de lucha. Podrían calificarse como protestas catárticas que no modifican sino en el plano teatral de la vida política la correlación de fuerzas existentes. Altamente recomendable y un incentivo para discutir un tema largamente negado por la izquierda latinoamericana. Un texto tan breve y conciso como profundo y sugerente.
_____________

"Movilizaciones blandas"
Pascual Serrano
en Mundo Obrero, 20 Marzo 2018


El problema de las movilizaciones de aluvión, es decir, sin estructura organizativa, sin objetivo definido y sin activismo estable, es doble. Por un lado, la poca eficacia; con el mismo ímpetu con que se crea la movilización se para y se diluye. La ambigüedad en los objetivos, la renuncia a “contaminarse” con organizaciones previsamente existentes, la indefinición en los asuntos más controvertidos permite despertar simpatía en una mayor base social. Pero eso, a su vez, supone una cohesión más endeble y una inmadurez para echar a andar en el tiempo o enfrentar el debate o la complejidad de la puesta en marcha de organización estable. Son como esos grupos de Facebook que se crean para causas puntuales, crecen de forma exponencial y se enfrían a la misma velocidad. Por otro lado, si los sectores reaccionarios perciben que la reivindicación es tan masiva como ambigua e inconcreta, su sumarán para no quedarse fuera de la foto y colaborarán así, más todavía, en su desactivación y su inocuidad para el sistema.

Comenzó con los llamados Foros Sociales que iniciaron a andar a principios del dos mil. Toda una galaxia de colectivos de diversa índole, que renegaba de partidos políticos (especialmente en Europa), que incluso tenía como espíritu no tomar el poder sino crear sociedad desde abajo, que se reunía cada cierto tiempo sin gran estructura formal, sin líderes y sin jerarquía. Al cabo de años las ONG´s financiadas por fábricas de pensamiento conservadoras estaban presentes al grito de “otro mundo es posible”. ¿Qué tiene de malo decir otro mundo es posible?, pensaron muchos desde el poder si ni siquiera quieren derrocar a los gobiernos. Hoy no queda nada de aquello.

Vino el 15M en España, las primaveras en otros países. Concentraciones masivas bajo el grito de indignados. Horizontalidad, heterogeneidad, diversidad, pluralidad, giros de manos, saludos al sol... Aversión a partidos políticos y sindicatos, daba igual del signo que fueran. Hubo unas elecciones y una consigna era pintar una nariz de payaso a los candidatos de todos los carteles electorales, a todos, sin distinción. En las asambleas, el titiritero del parque y el joven directivo indignado y frustrado, con tres idiomas y otros tres másteres, eran más aplaudidos que el veterano sindicalista. Proclamaban la indefinición política y el rechazo a los parlamentos y diputados, proscribieron las banderas bajo las cuales se luchó para que ellos pudieras ser libres. No pidieron nacionalizar la banca ni expropiar los latifundios, pero sí que no se subvencionaran a los partidos políticos ni a los sindicatos. Ya son pasado.

Hace unas semanas vivimos la huelga feminista. Es verdad que había un documento de casi 30 páginas de reivindicaciones, pero casi nadie se lo leyó. El clamor era que las mujeres cobraran igual que los hombres, que sus parejas no les peguen ni las maten, que no se les cosifique, que tengan más representación en todos los sectores y ámbitos de la sociedad. No se concretaron suficientemente qué medidas legales se debían aprobar para ejecutar todo ello, qué leyes había que derogar, quiénes debían dimitir por no trabajar por esos objetivos (empezando por la ministra de Igualdad que manifestó estar en contra del feminismo que consiste en igualdad), qué normas debían cumplir los medios de comunicación para combatir el machismo, cómo había que terminar con la arbitrariedad empresarial para poder hacer realidad la igualdad... De nuevo falta de concreción, de estabilidad organizativa, de escalada de movilizaciones. Sin esas medidas concretas, con una mera declaración de intenciones y con todo un clamor apoyándoles, era inevitable que se convirtieran en abanderados feministas la reina Letizia, Albert Rivera, las televisiones que alardeaban del seguimiento de la huelga entre sus redacciones (lo nunca visto, una empresa orgullosa del seguimiento de una huelga entre sus trabajadores), Ana Rosa Quintana y hasta Rajoy desautorizando a sus ministras que criticaron la huelga. A excepción de cuatro casposos de la derecha montaraz, todos terminaron orgullosos de la jornada. Las encuestas decían que el 85% de los españoles estaba de acuerdo con las reivindicaciones, o sea, incluido los empresarios que pagan menos a las mujeres, los hombres que se benefician de la desigualdad y los publicitarios que utilizan el cuerpo de la mujer como reclamo.

Es curioso, los politólogos hablan de golpes de Estado blandos pero en los que se llegan a derrocar a gobiernos legítimos. En cambio nosotros nos creemos que estamos haciendo revoluciones fuertes pero dejamos intacto el sistema. Creo que el enemigo nunca actúa de forma blanda y nosotros nunca actuamos suficientemente fuerte.

Fuente: http://pascualserrano.net/…/713f80…/movilizaciones-blandas/…

Palabras Malas

Las malas palabras
derechoshumanos.jpg_916636689
Hubo un tiempo no muy lejano –mediados del siglo pasado- cuando no se hablaba de derechos humanos. Era un concepto desconocido para las mayorías; no se había desgastado por la manipulación mediática ni el manoseo social y era algo así como una parte decorativa del léxico diplomático en los círculos internacionales. Luego, con el transcurrir de los años y la violencia política ya bien instalada en los países del Tercer Mundo, fue tomando protagonismo por la obvia necesidad de proteger a la población civil de los desmanes de sus gobiernos y de grupos extremistas.
Sin embargo el tema de derechos humanos nunca parece haber tomado cuerpo más que en círculos muy reducidos de las sociedades, quedando como un tópico de discusión entre expertos pero nunca, o casi nunca, como una materia obligatoria en las escuelas, colegios y universidades para que las nuevas generaciones comprendieran en toda su extensión el significado de esos códigos de comportamiento y de respeto por sus semejantes, pero también la dimensión de sus propios derechos como persona. Por el contrario, se fue desarrollando una especie de anticuerpo dedicado a distorsionar y destruir la esencia misma del concepto.
El respeto por los derechos humanos y todo mecanismo para garantizar su protección, constituyen un capítulo indispensable de la vida en cualquier sociedad democrática en donde las óptimas condiciones de vida de sus miembros representen un objetivo primordial para sus gobernantes. Por el contrario, los regímenes autoritarios y dictatoriales se han caracterizado precisamente por reprimir los derechos de los ciudadanos, oprimiendo y coartando sus libertades por la fuerza de las armas, la intimidación o la amenaza, abierta o velada.
Esta clase de sistemas opresivos muchas veces cuentan con la colaboración entusiasta de un sector de la sociedad cuyos parámetros valóricos e intereses coinciden plenamente con los de sus líderes, ya sea por protegerse contra una eventual pérdida de privilegios o por pura convicción. Entonces orquestan hábiles campañas de desprestigio contra quienes se empeñan en la defensa de los derechos de la ciudadanía para debilitar su discurso y socavar sus funciones. Estas campañas pretenden destruir no solo a los defensores de los derechos humanos; también atentan contra esos derechos retorciendo su significado con la intención de anular el potencial poderío de una sociedad fuerte y, por lo tanto, consciente de su papel en la vida de la nación.
El desgaste provocado por esos grupos antidemocráticos resulta en un incremento de la violencia social y un creciente escepticismo sobre el papel de la justicia en la resolución de conflictos. Al no comprender la trascendencia de los valores humanos en las relaciones entre individuos y grupos, las tensiones fácilmente derivan en la aplicación de la fuerza anulando toda posibilidad de diálogo y búsqueda de consenso. Se intenta bloquear el flujo de la información, se amenaza a quienes ejecutan una labor periodística, social, humanitaria o ambientalista y poco a poco se van cerrando las posibilidades de crear las condiciones necesarias para el desarrollo de un auténtico sistema democrático.
En otras palabras, el respeto por los derechos humanos no conviene a las fuerzas antidemocráticas por ser la base del desarrollo de una ciudadanía poderosa, educada y consciente de su papel en el mundo que le rodea. Las libertades consagradas en convenios y tratados resultan una amenaza para quienes no poseen las calidades para sobresalir sin el recurso del miedo y la tiranía. Derechos humanos son, para ellos, malas palabras.
Sin el respeto por los derechos humanos no existe la menor posibilidad de vivir en democracia.

Los ‘illuminati’

Los ‘illuminati’
La cúpula que nos gobierna nos emboba con diversión para que no sepamos lo que está pasando.
Adolfo Zableh Durán | @azableh

Por: Adolfo Zableh Durán 03 de febrero 2018 , 12:00 a.m.
desconocido
Llevo semanas viendo videos de conspiración y no puedo dormir. La otra noche hice maratón de ocho horas y no cerré el ojo hasta que salió el sol, temeroso de que los illuminati vinieran por mí, como si fueran el coco.
Según los malpensantes de la red, los illuminati manejan el mundo y no llegan a diez mil. Han organizado una pirámide de cinco niveles en cuya parte más baja están las estrellas del entretenimiento. Luego siguen los líderes religiosos, los banqueros y los políticos que creemos elegir libremente; posteriormente, las grandes multinacionales, y, por último, ellos, que crean y hacen circular el dinero y gobiernan a la sombra.

Nos emboban con diversión para que no sepamos lo que está pasando, nos manipulan con la fe, nos convencen de que vivimos en una democracia y nos llenan de productos que no necesitamos, así funciona esto. Desde Pitbull y Lady Gaga hasta Miley Cyrus y Beyoncé, les prometen fama mundial, les tiran un cerro de dinero encima, y listo. La cúpula que nos gobierna nos llena de películas de cualquier cosa, series anodinas y canciones que no dicen nada, y ahí nos tiene. Desde que me metí en esto, 'Friends' ya no me divierte y las películas de Scorsese me generan sospechas.

He visto videos de personajes que, como Katy Perry, Jim Carrey, Michael Jackson, Macaulay Culkin y Russell Brand, han tratado de revelar cómo funciona esto. ¿Qué pasa? Terminan tildados de locos, como Culkin o Kanye West, o asesinados, como Jackson, la novia de Carrey o Stanley Kubrick. La ley del silencio se le aplica a quien se rebela contra el sistema al que alguna vez sirvió. Y, encima, esta cúpula tiene los grandes medios. Toca ir a fuentes alternativas, que suelen estar llenas de basura, pero, si se busca bien, se puede encontrar información creíble. Es posible que la historia del mundo no sea exactamente lo que nos han contado y que nuestra vida sea un experimento; no somos más que hormigas.
Es posible que la historia del mundo no sea exactamente lo que nos han contado y que nuestra vida sea un experimento; no somos más que hormigas.
  • FACEBOOK
  • TWITTER
Ya no hablo de conspiraciones como que las Torres Gemelas las tumbaron desde adentro, o que el hombre no llegó a la Luna, sino de cosas como que hay un plan de programación mental que hace que personajes como Britney Spears, Bruce Willis y Bill y Hillary Clinton digan lo que se les ordene. Cuando el programa falla salen con unas incoherencias de miedo (está documentado en video). Ahora voy en que los extraterrestres están entre nosotros, disfrazados de humanos, y que existe una red mundial de pedofilia. Miles de niños se pierden al año, y no se sabe dónde están ni qué pasa con ellos.

Mientras tanto, los políticos repiten la expresión ‘nuevo orden mundial’, una especie de código que busca reforzar el gobierno global que ordena lo que tenemos que pensar y hacer. Yo sé que sueno como Petro, y está bien, búrlense, pero investiguen y verán que no es tan descabellado. Que esa frase de que hay que pensar diferente no se quede en un eslogan de Apple, que, por cierto, está en esa rosca a la que usted y yo no pertenecemos.

De tanto investigar me estoy tostando. Ya no sé nada, y quizá la vida no es más que esto que nos pasa por encima, e hilar tan delgado solo sirva para terminar chiflado.

El miércoles hubo superluna, yo estaba con amigos y salí de la nada con un “¿sabían que la Luna no es natural? Es un satélite artificial puesto ahí por extraterrestres para observarnos y controlarnos, tiene construcciones en su superficie y, además, es hueca”. Y juro que lo dije con la seriedad del caso, convencido de que, después de consumir horas de material al respecto, es una alternativa posible. Guardaron silencio y luego se rieron, no conmigo, sino de mí. Quise explicarles mejor la teoría, pero me abstuve porque nada de lo que dijera podía dejarme bien parado. Ahora me toman por loco, pero no importa. Estoy solo en esto y cada vez me siento más perdido. Todos lo estamos, la diferencia es que los demás no lo saben.

ADOLFO ZABLEH DURÁN

FUENTE:
El Tiempo

DOS MUNDOS, DOS ÓRDENES, DOS LEYES

DOS MUNDOS, DOS ÓRDENES, DOS LEYES
Análisis: Dr Vicente Angulo Proaño
Formación de líderes barriales

Desde hace medio siglo el Neoliberalismo asaltó el planeta. En Ecuador creíamos que estábamos rrcuperándolo, hasta que apareció la traición más grande de la historia de la mano de un inepto, el morboso Lenín Moreno que surge de las mismas filas de Alianza País.
Es así que reaparece la divergencia creciente, por un lado el "orden" definido por la ley de los valores humanistas que se vende al público, y, por otro lado el orden aplicado en la realidad, los valores dictados por las "ansias de poder y de provecho económico" de este sujeto corrupto y por toda la sarta de la partidocracia representante del neoliberalismo como son: Los Bucaram, los Nebot, los Lasso, los Gutiérrez, los Hurtado, y todos sus corifeos. Unos miembros de sus partidos políticos, otros representantes de la Banca, otros llamados medios de comunicación libres e independientes;Y los agentes de la CIA como Fernando Villavicencio, César Montúfar, Andrés Páez, Lourdes Tibán y otros ex militares y policías.

El primer orden, el oficialmente proclamado se aplica al "Mundo de abajo", el público, los ciudadanos ordinarios.
El segundo orden, el que realmente ha vuelto a regir a la sociedad ecuatoriana y a las naciones en general, se aplica al "Mundo de arriba", los poseedores de todos los poderes, incluyendo el poder económico y las Organizaciones de derecha.

Leyes concebidas para no ser aplicadas
Una aplicación típica de este principio es aprobar leyes que respondan a las expectativas de los ciudadanos y que supuestamente se orienta en sentido de interés general: Protección de las libertades y de los derechos individuales, protección ecológica, protección del consumidor, legislación del trabajo y derechos de los trabajadores, etc. Pero en la práctica, los recursos asignados para la aplicación de estas leyes son intencional y ampliamente insuficientes.
Así observamos decir al cuántico morboso Moreno que respira Aires de libertad, mientras reprime a la población;Que dan rienda suelta a la minería ilegal; Que el ministro de Trabajo Ledesma prácticamente ha anunciado volver a la precarizacion laboral.
Lo mismo sucede en los casos de persecución judicial, en donde las leyes solo sirven para que estén escritas, pues se limpian hasta con la Constitución de la República. Tenemos un Vicepresidente de la República secuestrado porque no se le permite visitar siquiera, sentenciado haciendo tabla rasa de los procedimientos y de la ley, usando "pruebas" adulteradas o forjadas y código de ley derogado.
Es hoy una evidencia para todo el mundo y sin embargo el mundo calla. Mirando que existen *dos pesos y dos medidas*según sea rico y poderoso, miembro de la trinca de gobierno, o que sea un ciudadano ordinario u oponente a sus políticas. A los oponentes les tratan de poner glosas millonarias, les abren varias indagaciones, les distraen de sus actividades más importantes. Mientras a los verdaderos ladrones que pertenecen a su Clan, les permiten salir libres o borran toda evidencia al legislar a su favor para hacer de las suyas, para que sus estafas tomen el carácter de legales.
La regla general es que los políticos, los dirigentes y las Organizaciones del poder económico, se deja la libertad total para que se enriquezcan explotando y destruyendo las vidas mediante la miseria o la contaminación. Se les da también la libertad de destruir la naturaleza, los bosques, los paisajes, la biodiversidad.
Para los otros, para el pequeño contribuyente sospechado de haber defraudado al fisco por una suma menor, para el infractor de la ley de tránsito o de cualquiera otra de las reglamentaciones que se aplica al ciudadano ordinario, se prevé sanciones rigurosas y agentes administrativos y policiales eficaces y en gran número.

Doble moral
El ciudadano ordinario es sensibilizado hacia la tolerancia, la gentileza y la generosidad, al respecto de los demás. Para la partidocracia y sus organizaciones económicas, la vida humana es avaluada en dólares y su valor estimado como negativa cuando se trata de personas "A cargo de la sociedad".
Para los enquistados en el poder queda claro que la gentileza es sinónimo de estupidez, y la generosidad es una prueba de ingenuidad y los individuos solo deben ser tomados en cuenta en las votaciones o cuando requieren de su apoyo cuando está en juego su provecho o el lucro.
Cuando les conviene dicen una cosa, pasa el tiempo y dicen todo lo contrario porque ya no está a favor de los intereses del momento. Esa es su doble moral.

REFLEXIONES
_ Simone de Beauvior dijo "El opresor no sería tan fuerte si no tuviese cómplices entre los propios oprimidos". Trabajemos en y con la comunidad para que termine de abrir sus ojos y no sea cómplice inconsciente de los opresores al consignar su voto por las clases dominantes que son los fieles seguidores del neoliberalismo.
_ Eloy Alfaro expresó, "La humanidad indolente ante la desventura de la nación, aunque en su vida privada sean extremadamente laboriosos, son los auxiliares inconscientes de la desdicha de los pueblos". Hay personas que pregonan a los cuatro vientos que ningún gobierno les da de comer si no trabajan, pero dan su voto a los opresores, como si esos conceptos todos no lo supiéramos. Pero si debieran entender que debemos estar del lado de aquel gobierno revolucionario que demostró que se puede, que se puede ser más equitativo, que se puede trabajar en función de todos dotando de infraestructura y de políticas públicas que beneficien a sus conciudadanos. Gente que tiene a sus hijos en instituciones de educación pública y no saben agradecer la gratuidad de la enseñanza almenos. Peor pensar en todos los beneficios que reciben gracias a institucionalidad del país y la infraestructura dotada.
_ Debemos cambiar la forma de expresarnos al decir los gobiernos de derecha han sido un fracaso. ¿fracaso para quién? Si ellos han sido exitosos en sus planes y objetivos hacia la globalización del dominio mundial. Si ellos se han enriquecido a diestra y siniestra gracias a la sociedad ignorante, siendo lacayos fieles del Orden mundial promulgado por el grupo Bildemberg.
_ Aunque dura la misión pero debemos educar a la sociedad para que no viva y se alimente de los rumores y de una prensa corrupta. Los rumores por lo general causan daño y de eso se aprovecha la clase política corrupta y sus aliados la prensa servil a sus patrones los banqueros o los grandes industriales (veremos en un capítulo aparte la teoría de los rumores).
_ La mal llamada clase media debería saber de donde proviene y ser más solidaria con las mayorías y por tener un trabajo, debe creerse más que los demás seres humanos o defender sol y sombra a sus patrones (que a la hora de despedirlos nada les importa). Una cosa es mantenerse al margen de las disputas (que tampoco está bien) y otra es aupar hasta en redes sociales a los causantes de la desgracia de los pueblos.

Análisis: Dr Vicente Angulo Proaño
Formación de líderes barriales
MÓDULO I. NIVEL II

SUGERENCIA
La siguiente metáfora es válida para ilustrar esta sugerencia:
Un pajarito divisó a la distancia gran llamarada en el bosque, así que decidió tomar agua del arroyo y trasladarla en su pico hacia el lugar de las llamas, lo hacía en varios viajes. Hasta que un gallinazo le preguntó ¿Qué estás haciendo oye? Estoy apagando el incendio respondió el pajarito.
Pero no vas a poder con él repuso el gallinazo!!!
A lo que el pajarito respondió YO ESTOY HACIENDO MI PARTE HAZ TÚ LA TUYA.

En consecuencia, quiero sugerir éstos análisis tipo charla para la formación de líderes barriales deben complementarse con la divulgación de los amigos revolucionarios a la comunidad a través de los diferentes círculos de comunicación masiva con credibilidad.

Ley de Plusvalía

LEY DE PLUSVALÍA
Ley de Plusvalía
Definiciones y objetivos


Casi sin excepción, el incremento del valor de un bien inmueble se debe al incremento del valor del suelo, ya que la edificación, por el contrario, normalmente pierde valor con el tiempo.

Podemos entonces definir “plusvalía” como el incremento del valor del suelo, sin modificar sus características, por acción de agentes económicos o circunstancias ajenas al respectivo propietario. Más sencillamente, la ganancia no generada por el esfuerzo del dueño del terreno.

Esta ganancia o “plusvalor”, contradice incluso los principios neoliberales, donde el individuo debe beneficiarse de sus propias acciones, no de acciones de terceros. Por ello, donde más se aplican leyes para capturar la plusvalía, es en las economías capitalistas desarrolladas.

En Ecuador, la “Ley Orgánica para Evitar la Especulación sobre el Valor de la Tierra y Fijación de Tributos”, publicada en Registro Oficial del viernes 30 de diciembre del 2016, comúnmente llamada “Ley de Plusvalía”, parte del principio que el excesivo incremento de valor de un bien inmueble, que no es fruto de la acción directa del propietario, pertenece a la ciudad. Este es una regla bien conocida en economía -más aun tratándose de recursos como la tierra, que existen en cantidad fija- y sirve para fundamentar impuestos como el “windfall tax” o “impuesto a las ganancias extraordinarias”. Por ejemplo, cuando las petroleras incrementaron brutalmente sus ingresos, no por más inversión o mejoras en productividad, sino tan sólo por el incremento del precio del petróleo, se aplicó un “windfall tax”, ya que las ganancias extraordinarias fueron fruto de las condiciones del mercado internacional, y no de las decisiones de las respectivas empresas, y, en consecuencia, ese “sobre valor” debe pertenecer al Estado, no al sector privado.

Con la Ley de Plusvalía las ganancias extraordinarias, más aún cuando es producto de la obra pública, van a los municipios; se evita la corrupción de utilizar información privilegiada para lucro privado; se impide la especulación del suelo y potenciales burbujas inmobiliarias; y se crean fuertes incentivos para declarar el verdadero valor del inmueble y así evitar la evasión del impuesto catastral.

Ganancias extraordinarias por obras de terceros o decisiones públicas

La necesidad de una nueva ley de plusvalía se evidenció durante la construcción del edificio de UNASUR. Tuvimos que expropiar terrenos aledaños para ampliar las zonas verdes, y debimos pagar cinco y seis veces el valor catastral, pues los terrenos habían ganado “plusvalía” gracias a la obra del mismo Gobierno.

La plusvalía así generada pertenece al público, no a unos cuantos, pero las leyes eran tan contradictorias que los municipios podían cobrar tasas por mejoras, no así el Gobierno Central, a excepción del Ministerio de Obras Públicas y Transporte, el cual, por una mala cultura institucional, hasta antes de nuestro Gobierno jamás había cobrado un solo centavo.

De acuerdo al Centro de Estudios Fiscales del SRI, en el año 2013 y solo en los nueve principales municipios del país, más de 600 millones de dólares fueron a manos privadas por concepto de la plusvalía que generó la inversión pública.

Es un típico caso de socialización de los costos -la inversión del Estado la pagamos todos- y privatización de las ganancias -la plusvalía generada va a pocas manos-. El recuperar esa plusvalía generada por recursos sociales, no es una imposición, sino una devolución.

Pero incluso cuando la inversión que generó el plusvalor es privada, de acuerdo al principio de que los agentes económicos deben beneficiarse de sus propias acciones y no de acciones de terceros, dicha plusvalía pertenece al público.

La empresa privada construirá en Posorja el nuevo puerto de aguas profundas. El valor de las tierras aledañas ya se está incrementando fuertemente. Esas ganancias extraordinarias, fruto no de la acción de los respectivos propietarios, sino de la nueva inversión, deben quedar para Guayaquil.

La plusvalía también puede originarse sin ninguna inversión, tan solo por la decisión de autoridades públicas. Un caso paradigmático es el cambio del uso del suelo -de rurales a urbanos- por parte de los municipios. Esto ocurrió en Guayaquil con terrenos aledaños al proyecto de riego Chongón-San Vicente, cuyos propietarios vieron multiplicar por diez el valor de sus predios.

Esta plusvalía pertenece a la ciudad, y si se utilizó información privilegiada para lucrar, es además corrupción. Hay muchas fortunas que se han hecho de esta mala manera. Por ejemplo, el libro de Alfredo Vera “El lleve de la Perimetral”, demuestra cómo la vía Perimetral de Guayaquil multiplicó el valor de los terrenos por donde pasa, los cuales ya habían sido adquiridos por personas vinculadas a las autoridades que decidieron el trazado de la vía.

La nueva Ley convierte en inútiles estas prácticas corruptas.

Especulación y burbujas inmobiliarias

La plusvalía también se genera por la especulación de la tierra. Simples expectativas, incremento de la densidad poblacional, o, en general, incremento de la demanda, pueden aumentar varias veces y sin ningún esfuerzo del propietario, el valor de la tierra. Si el incremento de los precios es demasiado fuerte y basado exclusivamente en expectativas, es lo que se conoce como “burbuja inmobiliaria”, como la ocurrida en España, que tanto daño hizo a nuestros migrantes. Al destinarse la plusvalía a la ciudad, se elimina la posibilidad de especulación.

Se argumenta que se “invertía” en inmuebles para luego venderlos a más valor, y que esto no necesariamente es especulación. Por ejemplo, después del feriado bancario, y por la falta de confianza en la banca, muchas familias decidieron guardar sus recursos adquiriendo bienes inmuebles. Esto es legal, legítimo, y hasta obvio. En este caso, no existe ninguna contradicción con la Ley, la cual admite una ganancia razonable, que incluso hará que la mayoría de propietarios pague menos en impuesto predial.

Es decir, no es cierto que la gente no tenga derecho a beneficiarse por la venta de un inmueble. La ley solo pone un tope al intento de comercializar el bien inmueble en valores elevados en periodos cortos de tiempo. Lo que se grava es la ganancia extraordinaria. Haciendo una analogía con finanzas, no se grava una razonable tasa de interés, sino la usura.

No es verdad que una ley para evitar la especulación del suelo afecta al sector inmobiliario. ¡Afecta a los especuladores!

Aquí intervienen nuevamente cuestiones ideológicas. La derecha defiende la “libertad” de tener ganancias ilimitadas. Es decir, para ellos la libertad es la no intervención. Tal vez no se han enterado que si los propietarios ganan más, significa que alguien también paga más, y ese “alguien” es el ciudadano común, la pareja que recién empieza su vida, la familia que busca dejar de arrendar y tener un techo propio. Con la especulación, no hay creación de valor, tan solo extracción de valor de otros segmentos poblacionales, normalmente compradores de clase media y pobre. Es a ellos a quien defiende la Ley. Para nosotros, libertad es la no dominación, y por ello defendemos los derechos de los compradores.

Los críticos de la Ley incurren en otro error cuando utilizan el enfoque microeconómico. Los hacedores de política deben utilizar el enfoque macroeconómico.

Microeconómicamente, el mantener un terreno ocioso durante años para que aumente su valor, puede beneficiar a una persona o grupo, pero macroeconómicamente significa subutilización de recursos sociales; no crea valor agregado en la economía; y reemplaza a los depósitos bancarios y el consiguiente crédito, que es la manera eficiente de encauzar el ahorro a la inversión.

Es decir, la “inversión” en inmuebles -particularmente terrenos- como “reserva de valor”, es ineficiente económica y socialmente hablando.

Terminar con la evasión del impuesto predial

Un problema casi irresoluble era que los valores catastrales de un inmueble se acercaran a los valores comerciales, es decir, a los valores reales, para así tener una correcta recaudación del impuesto predial, el cual debería ser uno de los principales ingresos municipales, pero que en el país apenas alcanzan un 0,12 % del PIB. Los municipios no cobran adecuadamente impuestos ni servicios, y, como consecuencia de ello, la mayoría de recursos debe salir del Estado central. La baja recaudación municipal por impuestos y servicios es uno de los principales problemas para tener verdadera autonomía y capacidades en los gobiernos locales.

La Ley de Plusvalía termina en gran medida con la evasión del impuesto predial, ya que si alguien compra una casa a $100 mil, pero registra en el contrato un valor de $30 mil, correrá el riesgo de pagar mucho más impuesto al venderla a su valor real. Por el contrario, probablemente no pagará nada si registra correctamente el valor del inmueble.

La mayor parte de los efectos de la ley, en vigencia desde diciembre pasado, se verán a partir del año 2018. Sin embargo, ya es posible observar un importante sinceramiento del valor de los inmuebles.

Supuestos efectos negativos de la Ley

Durante la discusión de la Ley de Plusvalía, se desató una campaña mediática que sin duda produjo efectos negativos en los posibles compradores de viviendas. Ciudades como Quito vieron caer fuertemente las solicitudes de permisos de construcción, y muchos promotores sufrieron la deserción de sus clientes.

No es la Ley, que ni siquiera estaba en vigencia, la que causó esos efectos, es la desinformación. Las personas o familias que estaban adquiriendo una vivienda para habitarla, y para ello se endeudaban a largo plazo con la banca, se beneficiaban con la ley porque pagarían menos impuesto predial. No había motivo para la deserción.

Algún sesudo economista dirá que, de todas formas, el mal está hecho, el sector inmobiliario paralizado, y que, para cambiar las “expectativas”, hay que derogar la ley. El problema es que, si cada vez que queremos hacer algo por el bien común, nos dejamos “atemorizar”, jamás tendremos un mejor país.

Es la estrategia que han utilizado para todo, todo el tiempo, como con el dinero electrónico, hasta que pasó a manos de la banca

En todo caso, si disminuyó la inversión en inmuebles como “reserva de valor” y también cayó la compra de vivienda para habitarla, significa que se redujo la demanda, y de acuerdo al mecanismo de mercado esto implicaría una fuerte reducción de los precios de los inmuebles. ¿Alguien ha visto que se han reducido los precios de las viviendas o de los arriendos? Sus propios argumentos tan solo verifican el poder de mercado existente, y la necesidad de una adecuada regulación del mercado inmobiliario, que es precisamente lo que busca la Ley de Plusvalía.

También se ha confundido los efectos de la Ley con los problemas económicos. Con un ajuste en la inversión pública de cerca del 6% del PIB en los últimos dos años, necesariamente tenía que afectarse el sector construcción, puesto que el Estado es uno de los principales contratantes de las constructoras privadas. Además, las construcciones residenciales son bienes de consumo duradero, que a su vez son los más sensibles a una disminución de ingreso producida por una recesión.

Pese a todo esto, jamás el sector de la construcción e inmobiliario ha ganado tanto. En el 2006 tuvieron utilidades por $180 millones, y no obstante todos los problemas que hemos enfrentado, en el 2016 tuvieron utilidades por $930 millones, es decir, cinco veces más. Es sorprendente que algunos sólo vivan quejándose.

Utilidades
millones de dólares
Sector 2002 2006 2014 2015 2016
Construcción 30 70 591 539 563
Inmobiliarias 35 110 545 513 373
Total 65 180 1135 1051 936
Fuente: SRI
La realidad es que el problema no es con las familias, las cuales sin duda se benefician de la Ley, ni con el sector de la construcción y la verdadera promoción inmobiliaria, cuyo principal problema es la especulación del suelo. El problema es con ciertos empresarios.

El Sector Inmobiliario engloba a todo aquel que negocia con bienes inmuebles: terrenos, oficinas, casas, etc. Existe un porcentaje de este sector que se dedica a “invertir” en adquirir bienes inmuebles, y esperar a que por obras en la ciudad se incremente el valor comercial de los mismos, para revenderlos en cortos periodos de tiempo en valores muy superiores. Este sector se vería afectado sin duda. Pero el concepto de este “negocio” está mal enfocado desde el inicio, pues no es más que especulación sobre bienes de necesidad prioritaria.

No es coherente que el que especula con arroz en época de hambruna seguramente tenga cárcel, pero el que especula con terrenos y viviendas en época de déficit habitacional, reciba un premio.

Lamentablemente, a nivel político enfrentamos el clásico problema de una ley que “afecta” a un grupo preciso y poderoso de “negocios inmobiliarios” -incluyendo prepotentes alcaldes-, y, aunque beneficia a las grandes mayorías, éstas no perciben inmediatamente -ni tienen por qué hacerlo- los beneficios directos de la ley. En consecuencia, sólo se oyen críticas.

Conclusiones

La Ley de Plusvalía es tremendamente beneficiosa para la inmensa mayoría de ciudadanos, para los municipios, y para los verdaderos promotores de vivienda, cuyo principal problema es encontrar suelo barato.

La ley además crea un país menos inequitativo, al permitir recuperar la inversión pública, captar las ganancias extraordinarias para la ciudad, e impedir la especulación y una muchas veces muy injusta transferencia de valor de los compradores a los propietarios.

La Ley también impide prácticas corruptas, como la subvaloración de inmuebles y lucrar de información privilegiada.

Por último, no hay argumentos técnicos para sostener que la Ley de Plusvalía afecta a la construcción y al sector inmobiliario. El problema real es que una gran parte de los empresarios ecuatorianos están acostumbrados a enriquecerse en poco tiempo sin hacer grandes inversiones, esfuerzo ni innovación.

Las cámaras de la producción y especuladores inmobiliarios quieren imponer sus intereses. ¿Volverá el viejo país? El riesgo es alto, ya que en estos tiempos de “voluntad de diálogo”, se sacrifica lo fundamental: la verdad.

QEe nos pasa

QUE NOS PASA

Juan Cárdenas
Votamos para vivir mejor toda una vida; y resulta que nos aplican la receta neoliberal de la derecha bancaria con paquetazo incluido, disimulado por la complicidad de los medios “libres e independientes” que son actores políticos que han asumido de frente el papel de imponer sus pretensiones y los de la clase oligárquica. Ahora sí están desbocados: la agenda mediática se nutre de todo el que odie al correísmo y para no responder por ningún pluralismo periodístico ni pan calientes, quieren bajarse la Ley de Comunicación con el cuento de que no necesitan regulación, que ellos solitos se regulan.

Se inauguran obras hechas en la década ganada; y en vez de reconocer las bondades de las mismas, se despotrica en contra de su ejecutor, con la falacia de que toda obra complementaria dizque es sobreprecio. Pero la cosa no queda allí, al pasar de los días y cuando hablan con posibles inversores extranjeros, se llenan la boca con que el país está cruzado de maravillosas carreteras, con superávit de energía hidroeléctrica, con seguridad jurídica y toda clase de servicios públicos. Tal es el caso de la Refinería del Pacífico en Manabí, inexplicablemente descalificada con todas las dudas y sospechas. Ahora es la más atractiva oferta en búsqueda del socio inversionista estratégico.
En todo nos ven la cara. Si de fútbol se trata, acostumbrados a prender la tele todos los domingos para alentar al equipo de nuestros amores, “aura” nada. Se han repartido el negocio entre la gallada de tal forma que solamente ve el que paga. Sin cushqui no hay pantalla. Lo peor es que la gente se aleja de la pantalla y de los estadios. Algunos van a perder la vista de tanto ver fútbol en sus ñutos celulares. ¿Qué nos pasa?, ¿pueden imponer sus millonarios intereses unos cuantos empresarios, afectando a multitudes que sólo tienen capacidad para prepagar la leche y el pan?
Subió la luz, se habla de la eliminación del subsidio al gas y demás combustibles. Al Ministro del Trabajo le molesta que los trabajadores y empleadores regulados por el Estado, fijen el salario básico unificado. Plantea que esta remuneración suba de acuerdo a la buena voluntad de los patronos, eso también si están de buen humor. Si fuera así la cosa no tendríamos una cartera de más de dos mil millones de dólares de impuestos exigibles y consolidados que no quieren pagar esos mismos evasores, digo empresarios. ¿Qué nos pasa? (O)

Lucha contra la Corrupción

La anticorrupción, una estrategia de las elites para evadir sus responsabilidades
corrupcion_0
Martín Pastor


Martín Pastor

La lucha contra la corrupción en Ecuador es una estrategia política promovida por las elites económicas para ignorar los factores estructurales que permiten el flujo ilícito de capitales, verdadero problema del país y la región.
 
La corrupción no es el mayor problema del Ecuador. Sin embargo, en los primeros 100 días de gobierno, el presidente Lenín Moreno se ha dedicado a combatirla. Su lucha hace eco a empresarios, turbas enardecidas, medios de comunicación y oposición partidista, que consideran a la corrupción como causante de todos los males. Mientras tanto se ignoran afectaciones financieras mucho más cuantiosas para el país.
 
El ‘detonante’ fue el escándalo político del caso Odebrecht y Petroecuador, con relación al vicepresidente ecuatoriano Jorge Glas y exfuncionarios del gobierno correista. Moreno llegó a culparlo de todo a la administración de su antecesor, acusándo a sus integrantes de  “mafiosos”. Su respuesta fue instalar un Frente Anticorrupción y desatar una cruzada por toda la función pública. Pero, ¿esta lucha es justificable o es solo demagogia?
 
Según el Procurador General del Ecuador, Diego García, se estima que más de 50 millones de dólares se entregaron en coimas en el Caso Odebrecht -la empresa brasileña acepta que fueron 33.5 millones-. El alto monto ha desatado publicaciones, marchas y es el estandarte que justifica la agenda anticorrupción.
 
Sin embargo, la cifra es ínfima comparada con los 400 millones de dólares que pierde aproximadamente el Ecuador por evasión de impuestos cada año. “Desde el 2000 hasta marzo de 2016 cerca de 4.500 millones ha dejado de percibir el Estado”, afirmó el titular del Colegio de Economistas de Pichincha. Es así que mientras los millones de Odebrecht duelen e indignan a los ecuatorianos, los miles de millones en ilícitos tributarios son ignorados.
 
Entre 2012 y 2016, los 200 grupos económicos más grandes del Ecuador sacaron al exterior aproximadamente 49 mil millones e introdujeron 35 mil millones. Una diferencia de 14 mil millones, equivalente al 14% del Producto Interno Bruto (PBI) o aproximadamente el 50% del presupuesto general del Estado ecuatoriano para 2018. Dinero que se quedó en guaridas fiscales, afectando a la recaudación tributaria y el desarrollo del país.
 
Esto quiere decir que existen problemas mucho más grandes que afectan a los bolsillos de los ecuatorianos. Y aunque debe existir cero-tolerancia contra la corrupción a todos los niveles del Estado y sin importar la cifra, esta no es el problema. Simplemente es un subproducto de falencias estructurales causadas por el capitalismo y la liberalización del mercado financiero internacional.
 
Lo irónico es que, como dice el economista Juan Valerdi, “los que luchan contra la corrupción son amigos de los que hacen las operaciones”.  En una economía neoliberal al desregularizar el mercado y reduce el tamaño del Estado, la misma fiscalización y control pariia ‘luchar’ contra la corrupción serían imposibles. Para entender esto es importante recordar la crisis del 2008 y cómo el lobbying (corrupción legalizada) causó el debacle financiero.
 
Además como explica Anja Rohwer, del Instituto para Investigación Económica de la Universidad de Munich, la corrupción es “una variable que no puede ser medida directamente” y esto, según economistas de Harvard y el Massachusets Institute of Technology (MIT), representa un problema empírico ya que cómo cuantificar el problema de algo que por definición está oculto y no se puede ‘medir’. Esto no significa que se debe justificar o ignorar la corrupción pero si buscar la fuente del problema.
 
Inclusive en términos globales la corrupción no representa la mayor afectación. Según un reporte de la Red de Justicia Fiscal de América Latina y el Caribe, el 63% del total de flujos ilícitos globales son generados por grandes bancos, transnacionales y elites económicas, el 37% por todo tipo de criminalidad, y solo el 3% corresponde a la corrupción gubernamental. Estos flujos financieros ilícitos (FFI) se entienden como movimientos de dinero entre países que han sido ganados, transferidos o utilizados de manera ilegal.
 
Para el economista Dev Kar, los FFI son las razones que verdaderamente afectan a los países en desarrollo. En un reporte de Global Financial Integrity se estima que Ecuador entre 2004 y 2013 ha perdido aproximadamente 25 mil millones de dólares en facturación fraudulenta.  Es decir que el 98% de los FFI responden a la sub y sobrefacturación en aduanas. Y en 2017 para la región estos representan aproximadamente un 87%.
 
Algo que el mismo Moreno entiende ya que en la primera reunión del Plenario del G77+China afirmó que "la evasión tributaria internacional es un problema que afecta mucho más a los países en desarrollo. Cada dólar que se pierde por la evasión fiscal representa menos recursos para financiar el desarrollo”. Entonces, ¿dónde están los ‘frentes’ anti evasión de impuestos o anti salida ilegal de capitales?
 
El silencio de los medios de comunicación y políticos de ‘oposición’ es la respuesta. El discurso anticorrupción entonces no es una verdadera lucha para detener la corrupción, sino un arma política. A través de esta se ignora el rol del empresariado y las estructuras legales e ilegales que permiten el flujo ilícito de capital, manipulando así a la población.
 
Tan absurda es la situación que los voceros ‘anticorrupción’ son empresarios/políticos como Guillermo Lasso, excandidato a la presidencia del Ecuador, o las Cámaras empresariales y gremios del sector privado, que regularmente realizan fugas de capitales y al momento adeudan al Servicio de Rentas Internas casi 2.200 millones de dólares.
 
Es así que el discurso ‘anticorrupción’ se convierte en el ‘chivo expiatorio’ perfecto para desviar la atención a las falencias del sistema del que ellos se benefician. Una idea que José Ugaz, presidente de Transparencia Internacional, resume al advertir que la corrupción es la razón por la que “en muchos países la gente se va a dormir con hambre”. La fuga de capitales, impunidad al empresariado, inequidad estructural y explotación no tienen nada que ver. Los culpables son el Estado y la función pública.
 
Como lo explica Dan Hough, Director del Centro para el Estudio de la Corrupción en la Universidad de Sussex, esto genera un problema ya que la percepción común relaciona a la corrupción solo con el sector público.
 
En la región, la Organización de Estados Americanos (OEA) define un acto de corrupción como aquel relacionado con la función pública. Una lógica influenciada por el neoliberalismo. Al colocar toda la culpa de la corrupción en el sector público se ignora activamente el rol que cumple el sector privado. El resultado es satanizar al Estado, con el fin de reducirlo.
 
A su vez las empresas privadas y los empresarios como voceros de la ‘anticorrupción’ brindan una imagen contrapuesta de transparencia. Esto se maneja discursivamente a que la conclusión ‘lógica’ sea privatizar al Estado y que este sea manejado por los empresarios. Cumpliendo así con cabalidad uno de los diez postulados del Consenso de Washington y su revisión posterior, receta del neoliberalismo para el ‘tercer’ mundo.
 
Este trato diferenciado puede observarse en el caso Odebrecht en Ecuador. Mientras que el vicepresidente Jorge Glas, cumple prisión preventiva por supuesta asociación ilícita; a Juan Pablo Eljuri, empresario de los grupos económicos más grandes de Ecuador, investigado por supuesta captación ilegal de dinero en el mismo caso, se le retiró la orden de prisión y soltó con libertad condicional.
 
En Brasil algo similar sucedió en el caso Lava Jato. El ex presidente de la empresa pública Eletronuclear recibió 43 años de prisión. Mientras que los empresarios involucrados tendrán que cumplir penas de entre seis a 20 años. A su vez esto lleva a la posterior politización de la justicia.
 
En Ecuador, la denuncia del involucramiento de Mauricio Rodas, alcalde de Quito, en el caso Odebrecht se trató de manera superficial en el ámbito judicial y mediático. A pesar de que según Diario O’Globo de Brasil la multinacional “habría pagado a algunas autoridades” para ganar la licitación de la construcción del Metro de Quito, habría un sobreprecio en la obra y viajes no justificados del burgomaestre; nadie dijo nada. Para los involucrados su ventaja fue no pertenecer al partido oficialista de Alianza País.
 
Estas acciones demuestran los fines de la lucha anticorrupción, que termina siendo una estrategia política para deslegitimar gobiernos, realizar golpes de Estado ‘legales’ (Brasil), y promover el neoliberalismo en la región. Su último objetivo: privatizar lo público y corporativizar al Estado. Mientras tanto, la fuga ilegal de capitales termina en alguna de las 87 guaridas fiscales evadiendo el pago justo de su carga impositiva y obviada de la discusión en la esfera pública.
 
Si la lucha es honesta, debe empezar por ahí, en aquellas estructuras que permiten y promueven la corrupción. En otras palabras, al ‘tomar al toro por los cuernos’ se evitarían figuras ambiguas como frentes anticorrupción y más demagogia. Una lucha real implicaría una fuerte reforma aduanera, políticas de cero-tolerancia a la evasión fiscal y la salida ilegal de capitales y fiscalización constante de los grupos económicos que más deberían reportar.

Martín Pastor (Ecuador)
https://www.alainet.org/es/articulo/189396

Es de preguntarse?
En que país, no existe la corrupción!
Los revolucionarios no la desconocemos!
Nuestra lucha es por el desarrollo y cambio de la matriz de las obras nunca antes vista para la Patria Grande!

200 grupos financieros son dueños de 800 empresas

200 grupos financieros son dueños de 800 empresas
url
Esas 800 empresas manejan el 86% de la economía nacional; eso quiere decir que ellos son los dueños de casi todo el billete ecuatoriano... si manejan el 86% de la plata, el 14% queda para todo el resto... y las 800 empresas no son si no unas 50 familias... 50 familias son las dueñas del país...
de las 800 empresas, 240 se reunieron con los medios más importantes de comunicación ecuatorianos: televisión, radio, prensa escrita, revistas, etc. Se reunieron para ofrecer pautar por millones de dólares en publicidad si ellos se comprometían a apoyar el ataque a Rafael Correa... ellos obviamente aceptaron...
la planificación del ataque mediático lo realizaron expertos de la CIA... el cerco mediático es el más grande en la historia total del Ecuador... nunca antes la mordaza de prensa había sido total, como es ahora...
el plan mediático se basó en buscar despertar en lo emocional psicológico dos puntos: el símbolo de la corrupción y el de las víctimas sexuales... todo el mundo se siente aplastado y desprotegido ante el acoso de los problemas en la vida cotidiana... ellos aprovecharon eso para despertar el instinto subconsciente de víctimas y victimarios...
si ellos ganan, "los ricos", la tiranía estará a la orden del día, y no tendremos ya nadie que nos defienda... y el pueblo llano, al sentirse engañado, saldrán a las calles a crear violencia en contra de todo... todos contra todos...
y ese es el plan de Norteamérica... sembrar el caos para controlar la economía de los países pequeños e indefensos como nosotros...
¿Y ahora quién podrá defendernos? Si los mismos hermanos ecuatorianos están a favor de los verdugos y de sus enemigos..

Lealtad y coherencia

Lealtad y coherencia
m17QAD4I_400x400

“La confianza se gana, el respeto se da, la lealtad se demuestra. La traición a alguna de las tres provoca perder todas”.-Autor desconocido-.

La lealtad y la coherencia son atributos de gente que fundamenta su vida y acciones en principios y valores trascendentes. Se es leal a una causa, a una idea, a una razón, a unos principios. La coherencia es aquella actitud lógica y consecuente con esos principios.


Muchas veces se asocia la fidelidad con la lealtad, pero es posible ser leal y no fiel, ya que se puede creer en una causa, en unas ideas, pero no en la persona o personas que las exponen o las lideran. Ser leal y ser fiel siendo condiciones recíprocas siempre serán deseables. La lealtad es: raíz, origen, esencia. La fidelidad, llega naturalmente cuando hay coherencia entre la gente leal y se distorsiona cuando es mal entendida: caciquismo, oportunismo, arribismo y otras desviaciones.
Como ya lo dijimos hace 11 meses (“Oportunos y Oportunistas”, El Tiempo, Abril 12 de 2017,)


“Es OPORTUNO separar la paja del trigo y volver a nuestras raíces…la construcción colectiva de ese nuevo país la haremos con hombres y mujeres íntegros y comprometidos. ¡Entre todos… sin cepillos ni oportunistas!”
El reto hoy es más exigente. Ser leales y coherentes con la constitución que nos convirtió en un Estado constitucional de derechos y justicia y estableció 72 artículos que defienden nuestros derechos como sociedad y como ciudadanos (artículos 10 al 82). Ser leales al Plan de Gobierno que ganó las elecciones el año pasado, por voluntad mayoritaria del pueblo ecuatoriano. Ser leales con nuestros principios y declaraciones y desterrar toda forma de corrupción, para poner de moda la honradez –que es el estado natural de la inmensa mayoría de compatriotas-.


Siempre será leal y coherente oponerse a toda forma de violación o desconocimiento constitucional por conveniencias de cualquier naturaleza política o administrativa.
Ser leales en el siglo XXI implica defender los derechos de todos los ecuatorianos a la ciudad y un Hábitat seguro y saludable; a una vivienda digna; al uso social y ambiental de la propiedad de la tierra. Gobernarnos en forma descentralizada para compensar los desequilibrios territoriales y revelarse contra toda forma de improvisación y demagogia, especialmente cuando hay evidencias de ignorancia o desconocimiento en lo que se quiere modificar o eliminar y peor aún cuando para hacerlo se habla en nombre del pueblo ecuatoriano, sin darle derecho a opinar y participar.


Hay que oír y aprender la letra del tango Cambalache (1935) para que no se repita la vieja historia. “…Hoy resulta que es lo mismo ser derecho que traidor, ignorante, sabio o chorro, generoso o estafador...¡Todo es igual! ¡Nada es mejor! Lo mismo un burro que un gran profesor No hay aplazaos ni escalafón, los ignorantes nos han igualao...”
Fuente>
El Tiempo / Cuenca

¿Y EL AVIÓN ✈ ?

¿Y EL AVIÓN ?

Están todos los pasajeros en la sala de embarque esperando la salida del vuelo cuando de repente llega el copiloto impecablemente uniformado con anteojos oscuros y un bastón blanco tanteando el camino.

La empleada de la compañía aclara que, si bien es ciego, es el mejor copiloto que tiene la empresa.
Al poco rato llega el piloto, con el uniforme impecable, anteojos oscuros y un bastón blanco asistido por dos azafatas.
La encargada de la sala aclara que, también, el piloto es ciego, pero que es el mejor piloto que tiene la compañía y que, junto con el copiloto, hacen la dupla más experimentada.
Con todos a bordo, el avión comienza a carretear, tomando cada vez más velocidad y con los pasajeros aterrorizados.

El avión sigue tomando velocidad pero no despega, continúa la carrera y sigue en tierra.
¡Cada vez el final de pista está más cerca y en una explosión de histeria general los pasajeros comienzan a gritar como poseídos!

En ese momento el avión, milagrosamente, toma altura, entonces el piloto le dice al copiloto:
“El día que los pasajeros no griten, nos hacemos mierda”.

MORALEJA:

Así está hoy nuestro país, gobernado por ciegos que no ven, o no quieren ver la realidad, a la espera de que el pueblo “GRITE” para levantar vuelo.
Yo creo que como no gritamos nos están haciendo mierda.

Estamos a tiempo de GRITAR

Por Linda Fuentes

Distribución del ingreso en América Latina

¿Cuán desigual es la distribución del ingreso en América Latina?
large_nssKNlZxlGnBDCeMzyLQK_zyUyW9wrcftGLpkLBzgrA
Al evaluar la evolución de la desigualdad en la distribución del ingreso en América Latina en los últimos quince años pueden apreciarse dos períodos bien marcados. En primer lugar, los primeros años de la década de 2000 evidencian un significativo, inédito y robusto decrecimiento de la desigualdad, si se compara con los años 90 (López Calva y Lustig, 2010; Gasparini et al, 2011; CEPAL, 2014, Amarante y Jiménez, 2015).
Sin embargo, estimaciones más recientes dan cuenta de una ligera desaceleración del fenómeno en los últimos años. Trabajos recientes (Gasparini, Cruces y Tornarolli, 2016; CEPAL, 2016) muestran un enlentecimiento en la tendencia de reducción de la desigualdad a partir de 2010.
Más allá de las razones que explican esta evolución a distintas velocidades, cabe preguntarse cuán confiables son las estimaciones habituales sobre desigualdad, que se basan en las encuestas de hogares. Esta pregunta es sumamente relevante por tratarse de la región más desigual del planeta y por ser la alta concentración del ingreso en pocas familias la principal característica de esta desigualdad.
Un cuestionamiento habitual sobre las encuestas de hogares estriba en el hecho de que ésta no registra los “verdaderos” ingresos de la población. Tres razones explican este fenómeno: la falta de respuesta, parcial o total, a la encuesta; la subdeclaración de ingresos, y la subcaptación de perceptores. En este artículo se hará referencia al tercero de los aspectos mencionados.
En particular, es el decil de ingresos más elevados (que inclusive en las encuestas de hogares es el que presenta mayor varianza entre sus ingresos) el que se encuentra subcaptado. Es decir que esta forma de calcular la desigualdad subestima los ingresos de las familias con mayor renta, pudiendo subestimar el grado de concentración del ingreso.
Es por esta razón que resulta de suma relevancia analizar la participación en el ingreso de los tramos de renta elevada, que no son captados adecuadamente por las encuestas, y que concentran el 1% o el 0,1% de los ingresos más altos. Este sector ha sido el objeto de análisis de una serie de estudios en los países avanzados, que han tenido su correlato en algunas investigaciones realizadas en América Latina, y que utilizan para su cálculo la información proveniente de las declaraciones juradas del Impuesto a la Renta Personal.
Es importante mencionar que estos trabajos no están exentos de limitaciones. La primera es que ponen énfasis sólo en los tramos de ingresos superiores, y no analizan la evolución del resto de la distribución. La segunda es que consideran ingresos antes de impuestos, con lo cual ignoran posibles reordenamientos que podrían resultar de la acción de la política fiscal.
En tercer lugar, la definición de ingreso y la unidad de observación pueden variar entre países o aún dentro de un mismo país, por diferencias o cambios en la legislación sobre el impuesto a la renta, dificultando las comparaciones.
En cuarta instancia, las estimaciones pueden estar sesgadas debido a la evasión o elusión de parte de los contribuyentes al declarar sus ingresos.
Los antecedentes de esta literatura para América Latina, si bien con varias diferencias metodológicas, se encuentran en las contribuciones de Alvaredo (2011) para Argentina utilizando datos agregados de declaraciones juradas del IRPF, clasificadas por tramos de ingresos. Entre los estudios realizados empleando microdatos de las declaraciones juradas se encuentra Burdín et. al. (2013) para Uruguay, mientras que Alvaredo y Londoño (2013), para Colombia, y López et. al. (2013), Fairfield y Jorratt (2014) y Friedman y Hofman (2013) para Chile, emplean en forma combinada ambas fuentes de información. Pueden citarse también a Campos Vázquez et. al. (2014) para México, Medeiros et. al. (2014) para Brasil y Rossignolo et. al. (2016) para Ecuador.
El gráfico 1 muestra las participaciones del 1% más rico en los países mencionados, estimados en los trabajos de referencia. Pueden verse participaciones superiores al 25% del ingreso en el caso de Brasil, o alrededor al 20% en Colombia, Chile y México [1], que si se compara con otras regiones del mundo confirma a los países de la región entre los más desiguales y concentrados del planeta.
jPs2E_1Ho8NRKVoKr2Ir9UJYH2zQmwUU_NQY3d0WjFo
La diferencia entre estas dos metodologías puede verse en el gráfico 2, en donde se presentan los datos del índice de Gini corregido por la participación del 1% más rico. Se observa que la desigualdad es mayor que la reflejada por las encuestas de hogares al incluir a los tramos más ricos, debido a que el Gini se incrementa en todos los casos al corregirlo con la información de las declaraciones juradas impositivas.
8t9zcIQ_sf1_tfwGwJIyJfNN07YjOrX09qajpwBwwUI
Los estudios enfocados en el análisis de los tramos más ricos de la población resultan muy útiles en la medida en que permitan complementar las mediciones convencionales de desigualdad y reflejar mejor la concentración de los ingresos.
Si bien en el mundo desarrollado se ha avanzado de manera notable en analizar las participaciones de los altos ingresos en la distribución, aún queda mucho camino por recorrer, particularmente en América Latina donde este tipo de estudios es reciente y se ha efectuado para pocos países. Una limitación adicional en este tipo de estudios resulta de las resistencias que han mostrado en algunos casos las autoridades fiscales para transparentar la información tributaria a los fines estadísticos, insumo indispensable para este tipo de trabajos.
La subutilización del impuesto a la renta personal en nuestra región, ya sea en términos de recaudación como de impacto distributivo (Jiménez y Podestá, (2017); Gómez Sabaini, et. al. (2011)) o como fuente de información para este tipo de trabajos no deja de ser paradójico, ya que la alta concentración de la riqueza y el ingreso, requiere de un aprovechamiento integral del sistema tributario, reservando un lugar privilegiado para aquellos tributos relacionados con la capacidad de pago.
Profundizar el análisis de la desigualdad con nuevos estudios que mejoren la información existente incorporando nuevas herramientas de análisis, es una agenda de investigación de relevancia para la región, que requerirá del compromiso, transparencia y colaboración entre autoridades y expertos.
Referencias bibliográficas
Alvaredo, F. (2011 a): “The Rich in Argentina over the Twentieth Century”, en Atkinson, A. y Piketty, T. (ed.) (2011): “Top Incomes: A Global Perspective”: 253–98. Oxford University Press
Alvaredo, F. (2011 b): “A note on the relationship between top income shares and the Gini coefficient" Economics Letters, 110(3): 274-277
Alvaredo, F. y Londoño, J. (2013): “High Incomes and Personal Taxation in a Developing Economy: Colombia 1993-2010”, Working Paper No. 12, Commitment to Equity, Center for Inter American Policy and Research, Tulane University
Amarante, V. y Jiménez, J. P. (2015): " Desigualdad, concentración y rentas altas en América Latina", en Jiménez, J. P. (ed.): " Desigualdad, concentración del ingreso y tributación sobre las altas rentas en América Latina", Libros de la CEPAL, N° 134 (LC/G.2638-P), Santiago de Chile, Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL)
Burdín, G., Esponda, F. y Vigorito, A. (2015): “Desigualdad y altas rentas en el Uruguay: un análisis basado en los registros tributarios y las encuestas de hogares del período 2009-2011" en Jiménez, J. P. (ed.): " Desigualdad, concentración del ingreso y tributación sobre las altas rentas en América Latina", Libros de la CEPAL, N° 134 (LC/G.2638-P), Santiago de Chile, Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL)
Campos Vázquez, R., Chávez Jiménez, E. y Esquivel Hernández, G. (2014): " Los Ingresos Altos, la Tributación Óptima y la Recaudación Posible" El Colegio de México, Centro de Estudios Económicos
Fairfield, T. y Jorratt, M. (2014): "Top income shares, business profits, and effective tax rates in contemporary Chile" ICTD working paper, 17. Institute of Development Studies, Brighton, UK
Friedman, J. y Hofman, A. (2013): "Inequality and the Top of the Income Distribution in Chile 1990-2012: Questioning the Consensus".
http://ssrn.com/abstract=2242259
Gasparini, L. y Tornarolli, L. (2007): "Labor Informality in Latin America and the Caribbean: Patterns and Trends from Household Survey Microdata" Documento de Trabajo Nro. 46, CEDLAS, Universidad de La Plata, Argentina
Gasparini, L; Cruces, G. y Tornarolli, L. (2016): "Chronicle of a Deceleration Foretold: Income inequality in Latin America in the 2010s". Revista de Economía Mundial 43, 25-46
Gómez Sabaini, J. C., Jiménez, J. P. y Rossignolo, D. (2011): “Imposición a la Renta Personal y equidad en América Latina” CEPAL, Serie Macroeconomía del Desarrollo N° 119
Gómez Sabaíni, J. C., y Rossignolo, D. (2014): “La tributación sobre las altas rentas en América Latina”, Serie Estudios y Perspectivas N° 13, Oficina de la CEPAL en Montevideo.
Jiménez, J. P., Gómez Sabaini, J. C., y Podestá, A. (2010): “Tax gap and equity in Latin America and the Caribbean” Fiscal Studies No. 16 Public Finance and Administrative Reform Studies ECLAC-GTZ
Jiménez, J. P., y Podestá, A. (2017): “Una alergía latinoamericana: la tributación sobre la renta personal”, blog “Alquimias Económicas”.
https://alquimiaseconomicas.com/2016/12/20/una-alergia-latinoamericana-l...
López, R., Figueroa, E. y Gutiérrez, P. (2013): “La ‘parte del león’: Nuevas estimaciones de la participación de los súper ricos en el ingreso de Chile”, Serie Documentos de Trabajo No. 379, Facultad de Economía y Negocios, Departamento de Economía, Universidad de Chile
Medeiros, M., Souza, P. y Castro, F. (2014): "O Topo da Distribuição de Renda no Brasil: primeiras estimativas com dados tributários e comparação com pesquisas domiciliares, 2006-2012"
http://ssrn.com/abstract=2479685
Rossignolo, Darío, Villacreses, N. y Oliva, N. (2016): “Cálculo de la concentración de los altos ingresos utilizando datos impositivos. Un análisis para Ecuador”. Serie Macroeconomía del Desarrollo N°184, CEPAL
[1] El gráfico es a los fines ilustrativos, ya que las importantes diferencias metodológicas en la construcción de estos resultados limitan la posibilidad de comparación.

Fuente: https://www.weforum.org/es/agenda/2017/02/cuan-desigual-es-la-distribucion-del-ingreso-en-america-latina/

Con Rafael Correa

Compatriotas, esta es la hoja de ruta para acallarnos:
url

Su nuevo instrumento de persecución es la Contraloría. Ej: la nueva “auditoría” de la deuda YA auditada; el “informe” con responsabilidad penal por un pozo petrolero en la Amazonía, etc.
El problema es que Celi es encargado, y tiene que hacerse el concurso para nuevo Contralor, concurso a cargo del CPCCS.
Para evitar el concurso y mantener a Celi es necesario destituir a los consejeros del CPCCS.
Para la destitución, necesitan mayoría en la Asamblea, la cual ya están operando repartiendo cargos a diestra y siniestra.
Con mayoría en la Asamblea, pueden también destituir al Fiscal General, en caso de que no obedezca a sus pretensiones de enjuiciar penalmente a sus objetivos políticos.
Su objetivo inmediato: destituir por cualquier medio al vicepresidente Jorge Glas, al mayor estorbo en sus ambiciones. El libreto es el de Brasil.
Para tod@s los ecuatorianos que amamos al país, la democracia, los derechos humanos: a impedir que regrese esta clase de “política”. 
Todos a velar porque el concurso para nuevo contralor se haga lo más rápida y transparentemente posible, y a rechazar los camisetazos en la Asamblea, organizándonos para la revocatoria del mandato de asambleístas vendidos.
Con poder ciudadano, derrotaremos al resucitado viejo país.

¡Hasta la victoria siempre!