Hechos Ecuador

información ética

La lucidez de una mente centenaria 

Tiene 100 años, pero sus destrezas le permiten cantar y entonar la guitarra como si el tiempo no hubiera pasado, es Segundo Cedeño Saltos, para quien dialogar y tejer hamacas en sus tiempos libres, son su pasatiempo favorito. 
Se declara enamorado de su esposa quien tiene 87 años, cuya  compañía disfruta en todo momento; tiene 8 hijos, todos con vida propia que hacen una extensa familia, familia que disfruta de su presencia y buen humor.   
La historia de este hombre de más de un siglo, empieza el 1 de abril de1918. Don Segundo Cedeño, es un hombre que muestra gran interés al contar sus experiencias. Aun mantiene los recuerdos claros, su  lucidez intacta le permite rememorar innumerables experiencias. 
Tiene su rostro cansado, pero el brillo de sus ojos café color de tierra refleja armonía y paz en su mirada, confiesa que no tiene problemas graves de salud ni enfermedad alguna. 
En su domicilio aún guarda las fotos con artistas como julio Jaramillo y Vicente Fernández. Y mientras teje una hamaca, este hombre humilde contagia con sus vivencias a los que están a su alrededor, quien señala que haber paseado por varias ciudades del país y del mundo ha sido sin duda, su mejor experiencia.
En su domicilio ubicado en el Sitio Bejuco perteneciente a Santa Rita,  a pesar de sus años, se dedica a la cría de aves agrícolas. Se levanta temprano, luego desayuna y en el almuerzo lo que no le puede faltar es el ají. Agrega que se mantiene despierto hasta las 18 horas, previo a dormir ora  a Dios y da gracias por un día más de vida. 


desconocido


desconocido
desconocido